​LOS AHORRADORES DE ENERGÍA ELÉCTRICA. TIMOS? 


​LOS AHORRADORES DE ENERGÍA ELÉCTRICA Y LO QUE DICE LA CIENCIA.

En los programas de televenta y en sitios de compra por internet se vende una amplia variedad de aparatos que dicen ahorrar energía, reduciendo gastos en electricidad y además contribuyendo con el medio ambiente. Su uso es, en apariencia muy sencillo: se compra, se enchufa y se comienza a ahorrar dinero. En el mercado existe una amplia variedad de marcas y modelos de dispositivos que dicen hacer exactamente eso, ahorrarnos desde un 20% hasta un 40% de la energía que consumiríamos si no lo hubiéramos comprado. Los más conocidos son G-Ner-G Saver, Mister Plugins, Power-Save, Electricity-Saving Box, Lightzer, Power Saver, entre otros. La mayoría de ellos exponen entre sus atributos:

• Ahorra electricidad • Distribuye equitativamente energía parásita residual. • Reduce la factura de la electricidad. • No necesita instalación, simplemente enchufarlo y listo. • No requiere mantenimiento. • Ayuda a mantener la vida útil de sus electrodomésticos. • Estabiliza la corriente eléctrica. • Reduce las subidas de tensión. • Proporciona protección. • Cumple los estándares técnicos. • Ayuda a mantener el medio ambiente. • Protege contra ondas electromagnéticas dañinas. • Puede usarse las 24 horas al día, 365 días al año, conservando sus propiedades. A simple vista parece una excelente inversión. Ahorrar energía, pagar menos, cuidar el medio ambiente, etc. ¿Qué más le podríamos pedir? Pero, no nos entusiasmemos demasiado. ¿Acaso serán ciertas las afirmaciones del ahorro energético? ¿Si lo compro voy a pagar menos en las cuentas de luz? Suena muy raro y presenta banderas rojas de “alerta estafa” por todos lados. Veamos las supuestas bondades de uno de ellos. Se llama G-ner-G Saver y promete ahorrarnos hasta un 25% en la factura de la energía eléctrica. Lo vende la empresa de compras por TV Sprayette y esto es lo que publican:
G-ner-G Saver permite reducir hasta un 25% sus facturas mensuales de electricidad! Novedoso dispositivo para conectarse a través de una tecnología digital revolucionaria, que le permite ahorrar electricidad. Elimina los residuos de energía parásita, filtrando y dividiendo equitativamente el excedente en forma digital. Su tecnología inteligente optimiza el consumo de energía eléctrica, ayudando a prolongar la vida de los electrodomésticos. Ahorre dinero, reduzca el consumo de energía y proteja el medio ambiente con el G-NER-G Saver. En un momento en que la economía es esencial, G-NER-G Saver es el número uno en ahorro de energía y el producto de este rubro más exitoso, con más de 10 millones de unidades vendidas en todo el mundo. Ventajas: Ahorra electricidad. Reduce los campos electromagnéticos (CEM). Distribuye equitativamente energía parásita residual. Ayuda a cuidar el medio ambiente. Las publicidades de este tipo de cachivaches, suelen estar plagadas de términos técnicos, llenas de información irrelevante y de testimonios falsos con los que abruman al espectador. Los ensayos técnicos, realizados por algún organismo independiente, brillan por su ausencia, pero aún así terminan persuadiendo al televidente de la compra. ¿Un dispositivo que permite consumir menos energía y pagar menos en su factura eléctrica? Vamos analizar estos aparatos y comprobemos si se trata de un nuevo engaño. Tan sólo un capacitor

Pues, volviendo al tema en cuestión, con lo dicho anteriormente dejamos claro que estos ahorradores no pueden reducir los requerimientos de energía de nuestros electrodomésticos. En cuanto a lo de producir un ahorro, hay testimonios de personas y organizaciones de defensa del consumidor que han probado los dispositivos ahorradores de energía y no han notado ningún ahorro. ¿Entonces qué es lo que hacen estos aparatos? El despiece de uno de estos dispositivos nos devela el “misterioso mecanismo” que permite los mágicos ahorros en el hogar.
En el interior del supuesto ahorrador nos encontramos con una plaqueta cuya única función es alimentar dos leds que quedan siempre encendidos haciendo las veces de luz piloto en el frente y que no cumplen otra función que mostrar que el aparato está enchufado. La cajita de negro con inscripciones en blanco de la parte superior es un capacitor de 12μF. Eso es todo. Los fabricantes venden un simple capacitor como innovador dispositivo de ahorro de energía. No hay ninguna tecnología digital, ni funcionamiento inteligente, ni nada novedoso ahí adentro. Además, ese capacitor se puede comprar por un precio cercano a 1 € en cualquier casa de productos eléctricos, no por los 40 € que piden por internet. ¡Menos aún por lo que cuesta en las teletiendas! La idea detrás de colocar un capacitor en la instalación eléctrica, viene de la técnica de corrección del factor de potencia de cargas reactivas. El factor de potencia es un indicador del aprovechamiento de la energía eléctrica. Es un número entre cero y uno (0 ≤ fdp ≤ 1) y nos da una medida de cuánta de la energía absorbida va a ser convertida en trabajo. Las cargas con bobinas, como los motores y tubos fluorescentes, tienden a desaprovechar la energía, es decir empeoran el factor de potencia (lo hacen más pequeño). Por ejemplo, si una fábrica trabajara con factor de potencia de 0,70 nos indica que, del total de la energía suministrada por la distribuidora, sólo el 70% de la energía es utilizada, mientras que el 30% restante es energía que se desaprovecha. Por este motivo las compañías eléctricas exigen que el factor sea lo más cercano posible a uno. Las empresas eléctricas les cobran a todos los usuarios la energía activa, que es la que realmente consumen. Pero, a los clientes industriales, además les cobran la energía reactiva. Las distribuidoras de energía miden el factor de potencia de las instalaciones industriales y si ese valor es bajo les aplican multas o sobrecargos. Para evitar esos inconvenientes, las empresas deben corregir el factor de potencia de su instalación mediante grandes bancos de capacitores que actúan automáticamente, conectando el número de capacitores que sean necesarios en cada momento para producir la compensación. Dicho esto, un simple capacitor de bajo valor no produciría una corrección apreciable, descartando el uso de estos “ahorradores” a nivel industrial. A nivel domiciliario, las distribuidoras sólo facturan la energía activa consumida (los kWh), no tienen en cuenta el factor de potencia en los hogares, por lo tanto no es necesario corregirlo en los domicilios. Los capacitores aportan parte de la potencia reactiva que necesitan las bobinas (de un motor, por ejemplo). Tener un capacitor conectado todo todo el tiempo podría corregir el factor de potencia cuando hay un ventilador o un aire acondicionado en marcha, pero lo empeoraría en los momentos en que no haya ningún motor conectado, volviéndose contraproducente. Por eso, tampoco sería útil en una casa una compensación fija como la que hacen estos “ahorradores”, en todo caso debería ser controlada como en la industria, según sea lo que tengamos enchufado en cada instante. Aún así no notaríamos ni siquiera un centavo de diferencia en la boleta de la luz porque los kWh que consumimos no se modifican agregando capacitores. Videos para convencer a los escépticos

Muchas de las empresas que comercializan estos “ahorradores” grabaron videos demostrativos donde engañan enseñan cómo su producto logra el supuesto ahorro de energía. A continuación, un par de videos, donde quieren mostrar que el “ahorrador” funciona midiendo las corrientes en la línea antes de conectar el ahorrador y después.
Lo que muestran los videos es cierto, no hay ningún truco, lo que si hay son intenciones de engañar a la gente. Como vimos, los ahorradores no son ni más ni menos que un capacitor dentro de una linda caja. Conclusiones

Los requerimientos energéticos de cualquier aparato eléctrico son inamovibles, no se pueden modificar adicionándoles algún otro dispositivo. Los supuestos ahorradores de energía no son más que un simple capacitor dentro de una caja elegante, nada de tecnología espacial, ni microprocesadores, ni innovación científica. Si bien, los capacitores se usan para corregir el factor de potencia de elementos reactivos como motores y reducir la corriente que circula por las líneas, al usuario común domiciliario no le reporta beneficio alguno en su boleta de electricidad, ya que se le cobra la energía consumida (los kWh), que no pueden reducirse conectando un condensador. La compensación del factor de potencia es de utilidad para usuarios de gran consumo, si es que se les cobran cargos extra por factor de potencia es bajo. Para evitar pagar multas, utilizan un sistema de corrección automática con bancos capacitores, de valores muy superiores a los de un “ahorrador” de los aquí mencionados. El uso de un ahorrador en un gran comercio o industria, no reportaría una corrección significativa. La única forma de reducir la energía consumida es utilizando lo menos posible los artefactos eléctricos. 

Como veis, están prácticamente vacíos, llevan dos leds que nos dicen que están encendidos y poco más. 

Cómo ahorrar energía de verdad?

Si quiere ahorrar dinero, el primer consejo es no comprar ninguno de estos productos que prometen mucho, pero hacen poco. Una forma más efectiva de ahorrar dinero en las facturas de energía puede lograrse adoptando hábitos de consumo racionales con los siguientes consejos: Apague por completo los dispositivos que no utiliza. No los deje en stand by. Sustituya focos comunes y fluorescentes por lámparas ahorradoras de bajo consumo o led. Estos darán el mismo nivel de iluminación, duran 10 veces más y consumen 4 veces menos energía que los comunes. Coloque la heladera lejos de fuentes de calor como estufas, calentadores, ventanas al sol, etc. Abra la puerta lo menos posible. Revise los burletes de goma y la correcta posición del termostato. En el lavarropas, no lave pequeñas cantidades o de a una prenda, júntelas y cargue su lavadora con el máximo posible. Planche la mayor cantidad de ropa cada vez. No deje la plancha conectada innecesariamente. Mantenga el termostato del aire acondicionado en 25ºC. Cierre puertas y ventanas cuando use el acondicionador de aire. Limpie los filtros por lo menos una vez al mes. Cuando salga de la habitación apáguelo.

No hay duros a 4 ptas. CUIDADO ANTES DE COMPRAR INFÓRMESE.

MÁS INFORMACIÓN EN OTERO.ENERGIA@GMAIL.COM 

TFNO :661089928 

ORDES-CORUÑA 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s